28/11/12

18:29
Diario de Mallorca

Para "abaratar costes" los artistas acuerdan con Palma Espai d´Art y el Institut Balear que se encargarán del montaje

LARA VILLAR PALMA Dispuestos estaban a no presentarse al concurso si no se llegaba a un acuerdo con respecto al lugar de exposición de sus obras. Parece que, finalmente, el diálogo vence a la polémica y los artistas han conseguido llegar a un acuerdo con el Institut Balear de la Joventud –responsable de la gestión del premio– y la Fundació Palma Espai d´Art para mostrar sus trabajos, a partir de finales del mes de enero –no antes por motivos de solicitud de espacio público– en Ses Voltes, lugar donde tradicionalmente se realizaba este certamen.
Y es que mañana se conocerá el nombre del ganador del Premio Art Jove de Artes Plásticas 2012, pero ni éste ni los finalistas podrán mostrar sus trabajos hasta "el 24 o el 31 de enero", tal y como explican en un comunicado. El motivo es que a pesar de la buena voluntad mostrada por Pilar Ribal para "hablar con nosotros y cedernos el espacio", Ses Voltes debe responder a unos compromisos previos que no lo dejarán libre hasta esas fechas. Al margen de eso, el certamen sigue su curso y en el comunicado se explica cómo el jurado "hará un esfuerzo para desplazarse y reunirse" en la asociación cultural Sa Possessió, con tal de que tenga lugar mañana la elección del ganador y su posterior premio en metálico (2.000 euros). Este hecho difiere de lo establecido en las bases debido a "cuestiones de tiempo" y que su exposición individual (también parte del premio) deberá ser realizada conjuntamente con el resto de seleccionados.
Así las cosas, los ocho finalistas han mostrado su buena predisposición y se han comprometido para "ayudar con el montaje en Ses Voltes" con tal de abaratar los costes de su preparación.
Los antecedentes de esta noticia se encuentran en la falta de presupuesto para encontrar un lugar mejor donde albergar la muestra de estos ocho finalistas, ubicada, en un principio, en uno de los pasillos del Conservatorio. Este hecho dio lugar al grito consensuado de los artistas, que no entendían, además, porqué la muestra solo tenía que durar un día, "algo que jamás se ha dado en la historia del concurso", explicaron con anterioridad. El registro de una carta en el organismo dependiente de la Conselleria de Cultura, firmada también por la AAVIB, puso el inicio de una denuncia que ha terminado con final feliz. "Esperamos que en los años siguientes se siga celebrando el premio", concluyen.