21/11/12

15:45

Ultima Hora

N.jiménez | Palma | 20/11/2012
Los ocho finalistas del Premi Art Jove d'Arts Plàstiques 2012 se sienten «marginados» por el organizador del certamen, el Institut Balear de la Joventut del Govern. ¿El motivo? La exposición con las obras finalistas «no se exhibirá en Ses Voltes, como era habitual», y, este año, sólo se podrá ver durante un día y se ubicará en una sala del Conservatori Professional de Música de les Illes Balears. «Nos parece injusto y es echar por tierra todo nuestro trabajo», coinciden Bartomeu Sastre, Ian Waelder y Natxa Pomar, tres de los artistas.

Debido a esta nueva situación, Sastre, Waelder y Pomar entregaron ayer una carta a María José Frau, directora del Institut Balear de la Joventut, en nombre de los ocho artistas finalistas al galardón, dotado con 2.000 euros. En su misiva, éstos piden que se reconsidere «la duración de la exposición, teniendo en cuenta la suma de esfuerzos que supone por parte de los participantes, agentes y organizadores», y también exigen la «reubicación de la exposición». De hecho, los jóvenes artistas recuerdan que «en las bases del concurso se deja claro que la muestra se hará en una sala o museo», y no en un centro de estudios. Si no se aceptan sus peticiones, los ochos finalistas no entregarán sus obras para el montaje de la exposición y, por consiguiente, renuncian al premio.

Por su parte, María José Frau aclaró ayer que la exposición será sólo un día -con un coste de montaje de 1.500 euros- porque «coincide con la gala final de todos los premios Art Jove, el 29 de este mes, en el Conservatori». Además, la directora del Institut Balear de la Joventut asegura que la muestra pasará después a otra sala del centro durante 15 días, aunque esta versión no ha sido transmitida a los artistas.

Los finalistas del Art Jove d'Arts Plàstiques han puesto este mismo viernes como fecha tope para obtener una respuesta.