16/5/13

10:40
el mundo

Desapareció de Londres, reapareció en una polémica puja en Miami... y ahora vuelve a la capital británica. 'Slave Labor (bunting boy)' (Tarea esclava, el chico de los banderines) será la estrella de una exposición y venta especial que acaba de anunciarse y que se celebrará el próximo 2 de junio.

La obra es un pequeño mural callejero atribuido al artista callejero que fue estampado sobre una pared de una calle de Londres, en una aparente crítica a los fastos del jubileo de la reina Isabel II y los Juegos de Londres.

De la noche a la mañana desapareció y sólo quedó un hueco en el muro que fue tapado con cemento. Poco después, apareció en el catálogo de una subasta de Miami. El mural tenía un precio de salida de 400.000 dólares, aunque la compañía había cifrado su valor entre el medio millón y los 700.000 dólares.

Pero tras la polémica suscitada, el pasado febrero Fine Art Auctions anunció la suspensión de la puja... hasta ahora.

Ahora, es el Sincura Group -una organización que promete "conseguir lo inconseguible"- la que ha anunciado que devolverá la pieza a la capital "como estrella de su show Banksy at the Flower Cellars".

"Ahora, habiéndola restaurado sensiblemente y bajo un manto de secretismo, la obra volverá a Londres durante una sola noche para el acontecimiento en el London Film Museum en Covent Garden", anuncia la casa en una nota.

Además de trabajos de Banksy, la venta incluye obras de Damien Hirst, Andy Warhol, Mario Testino, Russell Young y "una serie de artistas emergentes, posiblemente los Banksy del futuro", prometen.

Esta nueva venta promete ser tan polémica como la primera. "Esta es una obra de arte dada a la comunidad para disfrute público, y la gente encontrará irritante que sólo puedas ver este trabajo en una cara recepción de champán, cuando pertenece a la gente del norte de Londres, no de un propietario privado", declaró a la BBC el concejal de Wood Green (el barrio donde apareció el mural), Alan Strickland.